Yo realicé el cruce 4 veces con cabalgatas del alma por el paso el Portillo-Piuquenes y los paisajes que vi son incomparables. Soy un fanático de los cruces Sanmartiniano ya cabalgue por Los Patos, Uspallata, El Portillo y sin duda que haciéndolo con Diego y su gente fue donde mejor la pase. El trato es familiar, son conocedores de la zona como ninguno, las explicaciones de cada lugar, la historia, anécdotas, y no solo se llega al límite con Chile sino que también se realizan otras salidas para conocer el valle que es descomunalmente maravilloso. Los grupos que se arman no superan los 8 por lo tanto esto lo hace mas personalizado, y la atención es directa y uno se siente contenido. La comida es típica de la zona de cuyo, y los vinos excelentes y muy originales. Un punto aparte merecen los caballos, mansos, seguros, conocedores del terreno, y confiables Por todo esto les recomiendo a todos aquello que van a realizar esta travesía o el cruce Sanmartiniano hacerlo con Cabalgatas del Alma.

Gustavo Georgietti
(de Las Isletillas, Córdoba). Cruce 2007-2008-2009-2010.